Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Biografía del Escultor Enrique Marín Higuero

Ayuntamiento de Arriate
Ayuntamiento de Arriate
Ayuntamiento de Arriate  • info@arriate.es  • 952 165 096

Ayuntamiento de Arriate

Campanario Verano 2016
Patos en Arroyo de la Ventilla
Viñas Bodega El Baco
Ayuntamiento de Arriate
Ayuntamiento de Arriate  • info@arriate.es  • 952 165 096

Biografía del Escultor Enrique Marín Higuero

 Resumen Biográfico “LA VIDA ARTÍSTICA DE ENRIQUE MARIN HIGUERO”

Nació en el pueblo malagueño de Arriate, provincia de Málaga, el día 6 de febrero de 1873. Fue hermano del pintor Francisco Marín, discípulo del gran maestro Joaquín Martínez de la Vega. Enrique estudió en la Escuela de Bellas Artes de San Telmo en Málaga capital desde 1894 a 1895, obteniendo la calificación de sobresaliente en las materias cursadas de Dibujo del Antiguo, Colorido y Composición, Dibujo al natural y Modelado del antiguo. En la pléyade de profesores destaca el escultor Antonio Gutiérrez de León, tras esta formación en Málaga, se traslada a Madrid e ingresa en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, donde prosigue su formación artística bajo la dirección del escultor Suñol. En el año 1897 por primera vez se presenta a la Exposición Nacional de Bellas Artes con la obra escultórica “Mono de imitación” obteniendo la 3ª medalla. En 1899 consigue la plaza de Pensionado por oposición en Escultura para la Academia Española de Bellas Artes en Roma, formando parte de la promoción 1900 a 1904. Durante estos años desempeñó la dirección interina de este Instituto Artístico, obteniendo la calificación honorífica en todas las obras presentadas, de las que citamos: “La Fe”, “Misericordia”, “Cielo y Tierra” todas con el mismo lenguaje artístico al igual de los yesos ubicados en la actualidad en el Excmo. Ayuntamiento de Arriate, recientemente restaurados.

Además de su formación artístico en Roma, también estuvo en París en 1908 donde conoció a Auguste Rodin, Ivan Mestrovic, Picasso y otros artistas coetáneos; y también estuvo recorriendo las principales ciudades italianas, entre ellas Florencia en el año 1911, acompañado de jóvenes artistas españoles tales como Mateo Hernández, Alvarez de Sotomayor y Julio Antonio. Tras esta formación artística y producción escultórica sobresaliente como hemos constatado en el libro ya publicado en el año 2002 “La Vida Artística de Enrique Marín Higuero” publicado por el Centro de Ediciones de la Diputación Provincial de Málaga, a su regreso a España se dedica plenamente a trabajar por encargos de instituciones públicas y encargos privados. Destaca su participación como dibujante colaborador en la Revista de Prensa Española, ABC “Blanco y Negro” con unas 33 colaboraciones pictóricas (acuarelas, a plumilla negra). En 1910 fue socio numerario de la Asociación de Pintores y Escultores, en Madrid, pero no fue académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, pues él mismo no aceptó el nombramiento por falta de tiempo en el año 1924, fecha importante en la que está realizando innumerables obras por el mundo y preparando la maqueta escultórica del “Monumento a las Repúblicas Americanas Independientes” en 1925 recibe la primera medalla en Caracas (Venezuela) para su posterior ubicación en la plaza de Salamanca en Madrid. No obstante, si fue investido académico en la Escuela de Bellas Artes de San Telmo en Málaga en el año 1940, en este momento sabemos que el propio Enrique Marín realiza una donación de la terracota retrato “Mi Madre” al Museo de Bellas Artes en Málaga.

Uno de los encargos realizados más sobresalientes y singulares está localizado en Andalucía para Doña Carmen Abela, Condesa de Guadalevín, para su Heredad de Los Dolores, en las huertas de Ronda, donde ejecuta la llamada popularmente “La Muñeca” o Esfinge. Y en Galicia destaca el grupo escultórico de figuras femeninas, representantes de los 5 Continentes con el Dios Hermes, en el edificio actual del Banco Pastor en Vigo, en el año 1922.

Respecto a su vida familiar, podemos apuntar que su padre fue tendero y alcalde de Arriate a finales del siglo XIX, se llamaba Don Francisco Marín Sánchez y su madre Doña Josefa Higuero Marín. Sabemos que tuvo un hermano, Don Francisco Marín Higuero, afincado en la capital de Málaga y con buenas relaciones con Doña Carmen Abela y la familia Loayza en Ronda. Enrique Marín estuvo casado con Doña Juana Gasset entre 1912 y 1918, y posteriormente, se casó con Doña Pilar Osorio Carballosa. Enrique y Pilar se conocieron en el Hospital de La Pedrosa en Santander, donde ella trabajaba de enfermera y él estaba labrando el grupo escultórico “Homenaje al Doctor Martín Salazar”, el cual en 1920 fue inaugurado por S.M. La Reina Doña Isabel II. De este matrimonio tuvo dos hijos varones, Francisco y Enrique, fijó su residencia particular en el barrio de Vallecas. Durante la Guerra Civil Española, fallecen sus dos hijos. En este momento, Enrique Marin es profesor en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, es cuando se conocen Dora Martínez y Enrique Marin. Dora será la única discípula que tras las enseñanzas en San Fernando, se dirige al estudio taller en la calle Manuel Fernández, a seguir aprendiendo el oficio de dibujante y escultora. Enrique Marin Higuero fallece en el año 1954, siendo enterrado en la tumba junto a su hijo en el Cementerio Municipal de La Almudena, con posterioridad su esposa Pilar, fallece y es enterrada en su pueblo asturiano, Taramundi.

RESUMEN POR JUAN JOSE GARCIA LOPEZ 

“LA VIDA ARTÍSTICA DE ENRIQUE MARIN HIGUERO”